El error de los formularios de registro

Tenemos nuestra web, invertimos en publicidad en Google de manera inteligente, atraemos visitas, los usuarios llegan a lo que quieren comprar, llenan el carrito…y se van.

Pero ¿por qué ocurre esto?

Según algunos estudios más del 70% de los usuarios de tiendas online llenan sus carritos de la compra sin efectuar finalmente esa compra. Hay muchas razones para esto, pero una de ellas perfectamente evitable es la obligatoriedad de rellenar farragosos formularios de compra llenos de campos obligatorios.

Muchas veces cometemos el error de crear formularios donde pedimos muchos datos, con la esperanza de que esos datos nos den rentabilidad a largo plazo como herramienta de marketing. Pero olvidamos que el usuario que ha encontrado su producto y quiere comprarlo puede que no quiera registrarse porque sólo va a comprar una vez, o porque tenga prisa y tarde más en rellenar el formulario que en realizar el pedido, o incluso se pregunte que necesidad tenemos de saber su teléfono si es una venta online, etc. Hay muchos factores que desaniman al cliente a la hora de rellenar esos formularios que muchas veces parecen creados por el mismo Kafka.

Por eso cuando estamos en el punto final del proceso de venta no debemos ahuyentar a los clientes que tantos esfuerzos y dinero nos ha costado traer. Cuando decida crear el próximo carrito o el próximo formulario de venta pregúntese si realmente lo que quiere es vender o captar información.